Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5 febrero 2015

Llevo muchos días pensando sobre qué escribir,  qué puedo contar en el último post de lakshmi para que el mismo tenga un final digno.

Lo primero sería preguntarme a mi misma el porqué quiero que haya un final.  Es fácil,  sin finales no hay principios.

Los conceptos acuden y se van, se entremezclan y se devoran entre ellos,  sin hambre y sin ganas. Se crean híbridos de palabras sin sentido, de emociones que pasan a no emocionar. Es entonces,  cuando todo ese mundo que encierras en tu interior se va pudriendo de la misma forma en que se pudre la comida cuando el frío no la conserva.

A veces pasan cosas en la vida que nos cambian. Tú no elegiste que pasaran, pero pasaron. Ese encuentro,  esa frase, esa llamada, esa mirada, ese grito,  ese número, esa camiseta, esos cristales, ese baile, esa mancha, ese conjunto de fugaces instantes que marcan sin tú ser consciente en dicho momento un antes y un después. Siempre creemos estar seguros de saber los momentos que nos van a cambiar y nunca lo estamos.

La ingenuidad siempre gana la partida a la maldad, aunque la misma no haga sino generar más malicia.

“Me echo de menos”. Vaya frase escribiste en el cabecero de la cama soñando o sin soñar. Verdad o mentira. Ángel o demonio. Consuelo o desconsuelo. Amor o desenfreno. Esa frase me enamoró y ahora me doy cuenta de que su sencillez era tan perfecta que me hace despreciar la complejidad que hasta ahora siempre me había fascinado, la misma que de tan compleja que es no se llega ni a palpar ni a poder sentir. De ahí que ahora esta ágrafa escriba sobre la misma, porque yo también me echo de menos. Demasiado.

Así que me lanzo a la aventura de encontrarme.

A veces hay que vomitar versos del alma ¿Y si algún día dejo de vomitar? Entonces será que mi alma por fin descansa en paz. Como lo hará lakshmi después de 1+2 ó 2+1 años. Por fin descansa en paz. Y si algún día resucita hará falta mucho más que magia. 

Read Full Post »