Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18 abril 2013

Mentiría si dijese que no tengo miedo, pero no me compadezco por ello. Compadezco a quienes no lo sienten, pues ello es señal de que siguen el sendero allanado por el tránsito de ovejas mansas. Yo, en cambio, prefiero salir a caminar en el silencio de la noche y con la luz de la luna como única compañera, aún a riesgo de que las sombras acechen amenazantes. Pues lo que antes resultaba amenazante hoy resulta irresistible para alguien que descubre que las mismas no son más que nubes de un manto color azabache que envuelven de magia y misterio la ceguera del camino.

Hay que tener curiosidad por lo desconocido e imaginación para dar forma a lo que todavía no existe, al menos en tu mente, pero intuyes. Pero también, hay que tener curiosidad e imaginación por descubrir de nuevo lo que creías conocer pero realmente no conocías y posiblemente nunca llegues a conocer. Porque la luna que contemplaba la noche de ayer no es igual a la que mientras escribo estas palabras asoma a mi ventana. Porque la luna que asoma a mi ventana esta noche de abril con sabor a verano, no será igual a la que se mecerá ante mis ojos mañana. Pues el mañana nada tiene que ver con el hoy y, por tanto, nada tendré tampoco yo que ver con la que sea mañana. Siempre hay novedades en el camino aunque hayamos apenas dado dos zancadas.

Renacer en vida sin que la muerte haya tenido que hacer su aparición es de las mejores cosas que a uno le pueden pasar. Más si cabe, cuando la intensidad con la cual palpas el alma de absolutamente todo cuanto te rodea hace que te des cuenta de la grandiosidad de los sentimientos y las emociones, del despertar cuando aún estás en la primavera de tu vida para ver ese despliegue de colores, aromas, y sabores, que no querrás olvidar para el resto de tus días porque serán del todo irrepetible.

La inspiración tenía que llegar. Siempre ha estado ahí y poco a poco fue aflorando dentro de mi. Comenzó con esas conversaciones para las que el fin viene dado por la proximidad de un nuevo amanecer y continuó con un viaje cada vez más frecuente hacia un universo paralelo alejado años luz del que solía habitar, en el que la belleza está siempre presente y la duda es quien la guía. En él me siento libre y sólo yo decido quien entra y quien sale y así, cada vez, con menos nostalgia hacia los que decidieron salir sin que yo los echase y con más convicción de haber hecho lo correcto por quienes entraron porque yo así lo quise, es que sigo mi trayectoria por el universo de las neuronas encendidas mirándome en el espejo de la vida y apreciando lo que en el mismo veo reflejado.

A pesar del miedo…porque sin él tampoco existiría la valentía. Y para mi, la valentía y el coraje lo son prácticamente todo en la vida, más si se trata de ganarle el pulso a la misma y no dejar que suceda al revés.

Anuncios

Read Full Post »